HAROLD Y ELENA, COMUNICADORES DE FE.

Escucha la entrevista completa

Unieron sus voces luego de una relación de matrimonio, que los ha consolidado como un dúo romántico favorito entre el pueblo cristiano para expresar no solo el amor a Dios, sino a la  familia y a las parejas.

Hoy en día, Harold y Elena se definen como una  feliz pareja que no sólo transmite el evangelio a través de su música, sino que además les preocupa vivir los principios cristianos desde su llamado como Pastores y cantantes cristianos.

“Creo que nuestro llamado es ser comunicadores de fe,  compartir el amor de Jesús y,  estamos agradecidos que Dios nos dio el espacio de hacerlo como pareja”, dice Harold Guerra en entrevista con la conductora Patty Ruiz, de Radio Esperanza 96.1 FM.

Estamos agradecidos por esos comentarios de tanta gente que  escucha la música y lo que Dios puso en nuestro corazón, es parte de lo que yo creo que Dios nos permite como el de levantar en alto la bandera en favor de las familias, las parejas, el estilo de música que Dios nos regaló”, agrega.

Por su Parte Elena Witt, destaca la responsabilidad de llevar la alabanza como una relación de amor con nuestro Creador

“Yo creo que hoy en día mucha gente está buscando la verdad y, nosotros como gente que dirige alabanza,   realmente deberíamos  de ayudar a apuntar a la gente  hacia la verdad de la palabra de Dios, y del mensaje de Jesucristo del evangelio.  Yo creo que mucha gente quiere estar detrás de tantas causas, y empiezan a clamar todo lo que creen, y nosotros como cristianos debemos de levantar esa antorcha, y declarar lo que nosotros creemos que es, que Cristo vino y pagó el precio por nuestro pecado, y somos salvos por amor y por gracia.”, enfatiza en nuestra entrevista.

Harold y Elena radican actualmente en el estado de Texas,   donde pastorean la iglesia  Hosanna Woodlands y se han dado tiempo para componer música, emprender giras por Estados Unidos, aunque admite Harold que el principio no fue nada fácil.

“Era yo, y una mochila, una maleta, un cable y llegaba a un país con un boleto de avión y cantabas en alguna iglesia, en algún lugar y luego le preguntabas al Pastor: oye no tienes un amigo que me invite o alguien y a veces me iba tres o cuatro semanas de mi casa…”

(Redacción Radio Esperanza 96.1 FM)