Viviendo por la Gracia del Señor. Mabel Molina

Escucha la entrevista completa

Mabel Molina es la intérprete de los temas “Bástate mi Gracia, Salmo 91, De Blanco Vísteme, y Es Mejor Así”, entre otras grandes canciones, algunos en inglés, que le han valido un espacio importante en la música cristiana.

Se inició como cantante en el año 2019.

“Y fue basado en muchos dolores”, advierte Mabel Molina.

 “Muchas cosas que pasan en la vida, que desgraciadamente te llevan a una depresión y entonces empecé a cantar y fue como el Señor me sacó de atentar en contra de mi vida”. Retoma valientemente.

 “Bástate Mi gracia”, es el tema que más le acomoda, dada la experiencia de depresión, reconociendo que Dios siempre está ahí, esperando por uno y “hay que bastarse en la Gracia de Él”. Dice.

“Ya que él puede pelear todas las batallas que uno está confrontando” agrega convencida la cantante de origen cubano.

Entonces, no tenemos la capacidad emocional ni mental, ni la fuerza para resistir nuestros propios problemas, entonces siempre tenemos que bastarnos en su  Gracia y recordar que él es Dios y que puede ayudarnos en todas las batallas que tenemos”, asevera en entrevista con Radio Esperanza 96.1 FM

Nacida en la isla de Cuba, confiesa que desde pequeña fue marcada por la depresión, y el rechazo, no teniendo muchos amigos en la escuela, marginada y con bajo rendimiento escolar pues  sacaba malas notas y eso fue agravando su estado emocional.

Desde joven, se quedó sola con un hijo de 2 años, luego de separarse de su primer esposo, al igual, su segundo matrimonio tampoco no fue favorable, y nuevamente se quedó sin pareja.

“Entonces mi depresión creció más y eso fue como la tapa del pomo, -como decimos nosotros los cubanos-. Porque ya no quería seguir viviendo y me venían voces en la mente que me decían que no servía para nada, que no podía tener un hombre a mi lado, que no podía ni ser buena madre, que no tenía ni un título, que no servía para nada, que para que vine a esta vida”

Presa de la depresión, la famosa intérprete de “Bástate Mi Gracia” vivió atormentada por esas maléficas voces, porque incluso había descuidado su aseo personal, me iba al trabajo con la misma ropa, admite en nuestra entrevista.

Desesperada, de madrugada empecé a clamar a Dios.

 “Le grité y le dije: yo necesito que tu me salves, yo necesito que tú hagas que estas voces se vayan de mi cabeza y que tú pares de lo que voy a hacer porque este espíritu, estas cosas, están acabando conmigo y me están obligando a quitarme la vida”

 Enfatiza que clamando retó a Dios: ¡Si tú me estas escuchando yo necesito que alguien me hable por teléfono y pare de lo que yo voy a hacer, y yo me acuerdo que terminé mi oración, tomé mi teléfono y fui caminando a la calle para lanzarme a un carro y antes que yo me tirara sonó mi teléfono.

El mensaje oportuno y salvador era de una persona que apenas conoció hacía un par de semanas, que no sabía nada de su vida, y en correo le decía esa persona que el Señor a través de ella le decía que se detuviera de lo que estaba pensando a hacer.

“Dios te ama Mabel, que no vayas a hacer lo que tu estas pensando, esa noche recuerdo que empecé a llorar a moco tendido. Pidiéndose perdón al Señor por tratarme de quitarme la vida”.

Hoy la valiente Mabel Molina, ha contraído una nueva relación, es una cantante consolidada y el Señor, a través de personas muy cercanas a ella, le ha propuesto nuevos temas que ha sido de la bendición de todo el pueblo cristiano.

(Redacción Radio Esperanza 96.1 FM)